La suegra, que lleva unos años divorciada, está pasando unos días en casa de su hija. La joven trabaja por las mañanas y su novio, por culpa de la crisis inmobiliaria, se ha quedado sin trabajo en la construcción. Esta mañana al llegar a casa se ha encontrado a su suegra desnuda y recién salida de la ducha… ¿qué mejor momento que ese para follarse a la suegra? Grandísima follada entre suegra y yerno en el que la madura viciosa termina con toda la corrida en su cara. Su hija los pilla con las manos en la masa y a su madre con la cara llena de lefa.

Publicado en Maduras el día 21 de Septiembre de 2013
Compartir artículo: