El otro día me tocó la loteria. Y no me refiero a que me tocase dinero, no. Mi mujer (la pelirroja) se trajo a casa a su mejor amiga (recién separada) para estrenar el jacuzzi. Al final terminamos haciendome un trío que jamás olvidaré. ¡Me dejaron seco!

Publicado en Tetonas el día 13 de septiembre de 2012
Compartir artículo: