Sus amigas lo tenían claro: “tenemos que regalarle algo que jamás pueda olvidar”. Dicho y hecho. El regalo sorpresa de su fiesta de cumpleaños fue un stripper “todo incluido”. La cumpleañera, una rubia con grandes tetas naturales, tenía a su disposición un stripper para hacer con él lo que quisiera. ¡Terminaron follando delante de todas las invitadas!

Publicado en Tetonas el día 17 de marzo de 2013
Compartir artículo: