Me quedé sin trabajo y el banco me quitó la casa… Gracias a la hospitalidad de mi mejor amigo estoy pasando unos días en su casa hasta que encuentre algo. Lo que él no sabe es que cuando se va a trabajar y nos quedamos solos su mujer y yo follamos en su cama… La muy puta siempre me busca por las mañanas para agarrarme la polla y no soltarla hasta que me corro en su cara… ¡Menuda viciosa!

Publicado en Asiáticas el día 25 de febrero de 2013
Etiquetas: ,
Compartir artículo: