La joven le está mamando la polla a su novio y ambos se dan cuenta que les falta algo más para que la relación sea plena. Entre los dos deciden que tienen que buscarse una tercera persona para poner más morbo y fantasía al sexo. La elegida es la madre de la chica, divorciada y con muchas ganas de follar con jovencitos. Los dos se presentan en su casa, la hija y su novio, para montarse un trio con la madre. La madura no defrauda y consigue que los jóvenes disfruten del sexo como todavía no lo habían hecho.

Publicado en Maduras el día 21 de Enero de 2014
Compartir artículo: