… y termino follándomela! Me levanté de madrugada con una calentón tremendo y bajé a la cocina. Allí empecé a masturbarme hasta que bajó mi tia y me pillo con las manos en la masa. La mujer se puso tan cachonda que no dudo en follar conmigo en la cocina… ¡Mi tio me mata!

Publicado en Maduras el día 6 de febrero de 2013
Compartir artículo: